23 trucos de limpieza con bicarbonato de sodio

En anteriores entradas te hablamos de los usos del vinagre y el agua oxigenada en la limpieza. Ahora es el turno del bicarbonato de sodio.

El bicarbonato es otro remedio casero para la limpieza, de gran utilidad en las tareas domésticas. Tanto para las limpiezas diarias como para acabar con manchas complicadas.

Es una sustancia que se disuelve fácilmente en agua y ayuda a desprender la grasa y la acumulación de suciedad fácilmente. El bicarbonato sódico es un gran quitagrasas, desatascador y desinfectante.
Se puede utilizar disuelto en agua, o, para reforzar su acción limpiadora, se puede mezclar con: zumo de limón, vinagre y sal.

Primeramente, te compartimos las ventajas de este producto.

VENTAJAS DEL BICARBONATO

  • Ecológico. Al no ser un producto tóxico y ser natural, no daña el medioambiente. Una vez usado es biodegradable.
  • Económico. En comparación con otros productos no resulta caro. Y es fácil de comprar en supermercados.
  • Inodoro. Por si solo no huele. Pero si lo mezclas con el vinagre puede producir malos olores, así que ventila la zona y usa guantes.
  • Multiusos. Sirve para muchos elementos del hogar que veremos a continuación.
  • Eficaz. Aunque sea un remedio casero, cumple con sus cometidos. Y se usa desde hace tiempo.
  • Otros usos. También cuenta con grandes cualidades para la cosmética y la salud.

A continuación te comentamos cuáles son los trucos de esta sustancia dentro del hogar.

USOS DEL BICARBONATO PARA LA LIMPIEZA DEL HOGAR

1. OLLAS, SARTENES Y PLATOS

Con su uso diario, en las ollas y sartenes aparecen manchas de grasa o de restos de comida quemada. Para limpiar las ollas, espolvorea con bicarbonato y vierte agua hasta la zona que quieres limpiar. Deja reposar unas dos horas y retira la suciedad con una espátula.

En el caso de las sartenes, para que no pierdan su antiadherencia, utilizaremos otro método, una pasta de bicarbonato, agua y vinagre. Déjala reposar 30 minutos, limpia cuidadosamente con una esponja y enjuaga.

Para eliminar la grasa más fácilmente, añade dos cucharadas de bicarbonato a tu jabón diario de lavar los platos. Si algunos cubiertos tuvieran suciedad incrustada, déjalos en agua con esta mezcla. Límpialos con una esponja húmeda para evitar rayones.

2. VITROCERÁMICA

¿Tienes encimeras de vitrocerámica? Esta encimera es una de las zonas más delicadas de la cocina, así que debes limpiarla con cuidado. Aplica una pasta hecha con bicarbonato y vinagre blanco sobre la placa de vitrocerámica y déjala unos minutos. Retírala con un trapo de papel. Si quedarán restos de comida y grasa, con mucha precaución pasa una rasqueta. Y finalmente, pasa el trapo de nuevo.

3. MICROONDAS Y HORNO

En una esponja húmeda, espolvorea un poco de bicarbonato y pásala por el interior del microondas. Luego, retira todo con un trapo húmedo. Enjuaga la esponja, y sin que chorree, repasa de nuevo todo el interior. Este método sirve para retirar los restos de comida y también para desodorizar el electrodoméstico.

Ahora te contamos sobre el horno. Elimina los restos de comida de la parte baja del horno con bicarbonato. Rocía el horno con agua y deja en reposo toda la noche. Al día siguiente, frota y retira la suciedad con una esponja.

Para el lavavajillas y la lavadora, una vez al mes puedes poner un lavado con bicarbonato para limpiarlos por dentro.

4. CUBIERTOS DE METAL

¿Quieres conseguir unos cubiertos brillantes? La solución es el bicarbonato sódico.

Te proponemos dos métodos. En el primero, mezcla 3 partes de bicarbonato de sodio con 1 parte de agua. Frota hasta que salga la suciedad con ayuda de una esponja, trapo o cepillo de dientes (en desuso).

En el segundo, llena un recipiente con agua tibia y una cucharada de este compuesto. Remueve y mete los cubiertos. Déjalos en el recipiente durante unos minutos y enjuágalos bien para que no quede ningún resto de bicarbonato. Sécalos con un paño limpio y ya estarán listos para usar.

5. FREGADEROS

Desinfecta el fregadero de forma regular para eliminar bacterias y gérmenes de los residuos de los alimentos. Puedes hacerlo con 3 cucharadas de bicarbonato de sodio y ¼ de taza de vinagre blanco. En primer lugar, echa el bicarbonato sobre el fregadero y déjalo actuar 5 minutos. Seguidamente, frota con un cepillo y baña el fregadero con el vinagre blanco. Déjalo en reposo otros 10 minutos y ya puedes limpiar el fregadero. Te quedará limpio y brillante.

6. OLORES DE LAS ESPONJAS

Para acabar con el mal olor y la suciedad de las esponjas, prepara una solución de bicarbonato y agua e introduce las esponjas. Déjalas en reposo, enjuaga y escurre. Esta limpieza te ayudará a alargar la vida útil de las esponjas.

7. BASURA

Evita que tu basura desprenda malos olores (sobre todo en verano a causa del calor) con bicarbonato en el fondo del cubo. Otra solución es verter un par de cucharadas en las bolsas de la basura.

8. POTENCIAR EL DETERGENTE LÍQUIDO

¿Cómo hacerlo? Un truco popular es añadir ½ taza a cada lavado con tu detergente líquido.
El bicarbonato aporta un mayor equilibrio al pH del agua, dejando la ropa más limpia y fresca.

usos del bicarbonato en la limpieza limpieza doméstica hogar

9. PRENDAS

El bicarbonato puede ayudarte de diversas formas en tus prendas de ropa.

Si las axilas o cuellos de tus prendas blancas están amarillas, con 3 cucharadas de bicarbonato de sodio y ½ taza de vinagre blanco puedes recuperar su blancor. Frota las zonas amarillas con bicarbonato y luego deja las prendas en un recipiente con el vinagre durante media hora. Después, lava la ropa como de costumbre.

Para las manchas recientes de aceite y grasa es un método similar. Espolvorea un poco de bicarbonato sobre las manchas de las prendas previamente humedecida, deja reposar y limpia con un cepillo.

En el caso de las manchas provocadas por el café y té, mezcla bicarbonato con un poco de zumo de limón para eliminarlas. Funciona especialmente bien en la ropa blanca o de colores muy claros. Si la mancha persiste, aplica el bicarbonato directamente con una esponja y déjalo actuar. Finalmente, enjuaga con agua y detergente.

​También puedes usar estos trucos para lavar la ropa deportiva. Para eliminar las manchas de sudor y desodorizar dichas prendas de deporte.

10. CORTINAS DE LA DUCHA

Si no lavas semanalmente las cortinas de la ducha del baño, aparecerán residuos de sarro y jabón. Para acabar con ellos, primero descuelga las cortinas. Seguidamente, introdúcelas en un barreño y frota la cortina con una esponja con bicarbonato. Enjuaga y seca.

Otra alternativa es meter las cortinas en la lavadora. En el primer ciclo, pon el bicarbonato de sodio. Ya en el segundo, añade el detergente habitual.

11. INODORO

Con su uso frecuente y el paso del tiempo, tu inodoro puede volverse amarillento, dando sensación de suciedad. Algunos productos pueden dañar la porcelana y las tuberías, sin embargo, el bicarbonato cuida el inodoro. Además, mantiene la fosa séptica limpia y previene los atascos en las tuberías. Para ello, semanalmente esparce una taza de bicarbonato y que actúe una media hora. Vierte un poco de vinagre y restriega con la escobilla o con un estropajo.

12. AZULEJOS

Evita las juntas negras y el moho con este producto. Puedes hacerlo espolvoreando un poco sobre una esponja húmeda y luego frotando sobre las superficies. O para conseguir un mejor resultado, crea una pasta con bicarbonato y tu jabón de limpieza habitual. Aplícala en los azulejos y déjala reposar unos 5 minutos. Retira con una esponja o trapo húmedo y deja que se seque.

13. BAÑERA

¿Quieres una bañera suave y brillante? Aplica bicarbonato en una esponja húmeda y pásala por toda la superficie de la bañera. Enjuágala y déjala secar.

14. MUEBLES Y PAREDES

Para limpiar los muebles o eliminar manchas de pintura, pon un poco de bicarbonato en una esponja húmeda y frota ligeramente. Deja actuar unos minutos y limpia y seca el mueble con un paño.

¿Convives con tus pequeños? Suelen manchar las paredes con lapiceros. Para acabar con estas manchas, usa una mezcla de 1/4 de taza de bicarbonato, 1/2 taza de vinagre por 4 litros de agua. Ayúdate de un trapo para limpiar la pared de arriba a abajo. Si hay un rayón persistente, fabrica una pasta con agua y bicarbonato y frota con un paño sobre la mancha hasta que se elimine.

15. SUELOS

Consigue unos suelos limpios y brillantes. Para ello, disuelve media taza de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua tibia. Pasa por los suelos un paño humedecido con la mezcla y aclara con un trapo limpio. Si usas una fregona, evitarás que el agua gotee y que el suelo de madera quede demasiado húmedo.

16. MANCHAS EN LA ALFOMBRA

Como hemos mencionado, el bicarbonato es un gran quitamanchas. Elimínalas con 2 cucharadas de bicarbonato y ½ taza de vinagre blanco. Espolvorea el bicarbonato sobre la mancha y frota con un cepillo. Vierte el vinagre y déjalo 5 minutos para que penetre sobre los tejidos. Retira los residuos y la suciedad con ayuda del aspirador y deja secar la alfombra.

17. CRISTALES

¡Ten cuidado para no rayarlos! Para dejarlos relucientes, mezcla en un recipiente 2 tazas de agua, ½ taza de vinagre blanco y 1 cucharadita de bicarbonato. Con una esponja que no raye, distribuye la composición por el cristal. Déjala actuar unos 5 minutos y limpia cuidadosamente el cristal con agua. Para evitar la aparición de nuevas manchas, no limpies cuando entren rayos directos del sol.

18. JUGUETES

Los juguetes de los más pequeños de la casa deben desinfectarse con frecuencia. Para ello, en un recipiente grande lleno de agua, añade unas cucharadas de bicarbonato y sumerge los juguetes (los de plástico) durante toda la noche. Posteriormente, aclara y frota en las zonas más sucias.

19. PLATA Y ORO

Para limpiar las piezas de plata, llena el fregadero de la cocina con agua tibia. Introduce una hoja de papel de aluminio y un poco de bicarbonato. Deja las piezas en remojo hasta que queden limpias. Enjúgalas y sécalas.

Si la plata tiene suciedad incrustada, usa una pasta hecha de bicarbonato de sodio con agua. Con ella en un paño o esponja, frota la plata. Enjuaga bien y seca para darle brillo. También sirve con monedas de plata y oro.

¿Tienes objetos de cobre? Utiliza esta pasta mezclada con unas gotas de limón para eliminar la suciedad.​

20. CUCARACHAS

Para acabar con ellas (también con las hormigas) mezcla una cucharada de bicarbonato y otra de azúcar. Y coloca la solución en un recipiente cerca de la zona donde sueles verlas.

21. MUEBLES DEL JARDÍN

¿Tienes jardín en tu hogar? Sabrás que los muebles del jardín sufren las inclemencias del tiempo. Para mantener los muebles, disuelve ¼ de taza de bicarbonato (60 g) y ¼ de taza de agua tibia (62 ml). Con ayuda de un paño limpia los muebles. Finalmente, sécalos bien.

22. COCHE

Usa 1/ 4 taza de bicarbonato de sodio mezclado en 1/4 de litro de agua tibia. Aplica la solución en una esponja o paño suave para limpiar las luces del coche, los detalles cromados, ventanas, llantas, asientos y alfombras del suelo. Para las manchas difíciles, utilízalo en un cepillo suave.

23. EQUIPAJE DEPORTIVO

Para lavar el equipamiento deportivo, usa una mezcla de bicarbonato de sodio con agua tibia (cuatro cucharadas por cada cuarto de litro).

Desodoriza las bolsas de deporte espolvoreando bicarbonato en su interior. El bicarbonato también sirve para limpiar los palos de golf. Usa un cepillo con una pasta de bicarbonato de sodio (3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de agua). Después enjuágalos bien.

Finalmente, te contamos otros usos que tiene el bicarbonato.

OTROS USOS

El bicarbonato también se puede aplicar en:

  • Primeros auxilios. Para tratar quemaduras con ácidos.
  • Higiene personal. Para usarlo con pastas de dientes y enjuagues bucales. También para limpiar ortodoncias y dentaduras postizas.
  • Fungicida.
  • Aumento de alcalinidad. Puede añadirse en el agua de las piscinas para conseguirlo.
  • Extinción de incendios. Especialmente de tipo C, los producidos por alta tensión eléctrica.

¿Conocías todos los usos del bicarbonato en la limpieza? ¿Ya habías usado estos trucos para limpiar con bicarbonato de sodio?

CONTACTO

Si tienes alguna duda o sugerencia, puedes contactar con JELOS&GUADALAVIAR a través de nuestro número de teléfono 96 395 32 57, WhatsApp 695 693 902, Telegram o nuestro e-mail 📧 info@jelos-guadalaviar.es.

Te informamos de nuestros servicios de limpieza doméstica y para locales en la provincia de Valencia. En nuestra web encontrarás descritos con detalle todos los servicios que ofertamos.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram y escribirnos una reseña con tu experiencia en nuestro Google My Business.

¡Hasta el próximo post!