10 pasos en la rutina de limpieza diaria del hogar

Para evitar que las labores de limpieza se te acumulen por una o dos semanas, necesitas crear una rutina de limpieza diaria.

El primer paso es dividir tu casa por zonas para establecer nuevos hábitos. Te proponemos cuatro divisiones en tu vivienda pero puedes organizarla como te convenga. Estas divisiones pueden ser: cocina y lavadora; recibidor, salón y comedor; dormitorios y baño; y dormitorios infantiles y despacho.

De esta manera, al dedicar cada día unos minutos a las tareas de limpieza, el fin de semana no tendrás que hacer una maratón de limpieza y podrás dedicar tu tiempo libre a otros pasatiempos. Para controlar el tiempo diario dedicado a cada tarea, usa una alarma, por ejemplo.

Esta rutina de limpieza diaria ideal no será la misma en todas las viviendas, lo que funciona para una no necesariamente funciona para otra. Las necesidades cambian según el tamaño de la casa, el horario de trabajo, etc.

Establecer estos hábitos de limpieza diaria requiere un poco de ensayo y error para adaptarlos a tu horario y estilo de vida concretos. Modifica las tareas que no te funcionen hasta conseguir la rutina perfecta para ti.

Sin embargo, todas las rutinas de limpieza diaria deben tener estos pasos en común:

1. HACER LA CAMA

Empieza bien el día, haciendo la cama. Solo con este sencillo paso verás tu habitación más ordenada. No hagas la cama inmediatamente. Deja que se ventile mientras realizas otras labores (como vestirte o desayunar) y hazla antes de irte.

limpieza doméstica limpieza diaria rutina de limpieza limpieza hogar limpieza vivienda limpieza casa

2. SUELOS

Frecuentemente, más o menos todos los días, haz un barrido rápido de los suelos del comedor y la cocina para eliminar restos de comida. Puedes barrerlos con escoba o si es necesario, usa el aspirador.
Cada dos o tres días, friega el suelo de varias estancias para mantener la limpieza.

3. ENCIMERAS

Después de cada comida, recoge y limpia las encimeras de la cocina. También friega los platos y utensilios, no dejes que se acumulen en la pila.
Cuando vayas a ducharte, revisa y repasa rápidamente las encimeras del baño.

Te recomendamos tener todas las superficies de las encimeras despejadas, con los objetos innecesarios guardados. Así ahorrarás tiempo a la hora de limpiar.

4. LAVAR LA ROPA

Si en tu casa sois muchos convivientes, es posible que tengas que poner una lavadora al día o cada dos.

Antes de irte a trabajar o al llegar puedes ponerla en ciclo corto. Eso sí, siempre que termine el lavado, tiéndela inmediatamente.
Por otra parte, cuando la colada esté seca, no dejes que se amontone. Si es necesario, plánchala y posteriormente guárdala en el armario correspondiente.

5. HABITACIÓN DEL CAOS

Esta es la típica estancia a la que va a para todo aquello que no sabes dónde guardar o que no tiene un sitio fijo. Una especie de trastero desordenado.

Aunque te parezca una labor inviable, hay solución. Para arreglar esta habitación deberás ir poco a poco, dedicándole unos minutos cada día para no hacerlo de golpe. Al principio no notarás mejora, pero al cabo de unos días ya será una habitación aprovechable.

6. DESORDEN GENERAL

El desorden es diferente para cada persona y familia.
Dependiendo, este desorden puede ser juguetes, ropa y calzado, correspondencia publicitaria o papeles para archivar, u objetos que se deben guardar o reciclar/tirar.

A estas zonas que atraen papeles y ropa las podemos llamar zona desastre y son mesas auxiliares, sillas y otras superficies. Es importante hacer una lista de todas tus pequeñas áreas de desorden y dedicar cada día unos minutos a ir ordenándolas.

Para lograr una casa más organizada deberás tirar los objetos que no te gusten ni utilices. Los artículos que se deban guardar, colócalos en su sitio. Al deshacerte de objetos que no necesitas ganas espacio y ahorras tiempo de limpieza en un futuro.

7. RECOGER ANTES DE DORMIR

La rutina nocturna es recoger lo que hayas ensuciado antes de irse a dormir.

Por ejemplo, si te has duchado, ordena el baño. También el comedor y la cocina: La mesa recogida, el lavavajillas puesto (si es necesario), los cubiertos y platos fregados y la encimera y mesas despejadas.

8. MANTENER LA RUTINA

Uno de los pasos más importantes. Ahora debes interiorizar la rutina diaria de limpieza doméstica e intentar mantenerla.
Pero si algún día no puedes hacerlo todo, no pasa nada. Prioriza las tareas y al día siguiente dedicas un rato más.

9. BONUS: LIMPIEZA EXPRÉS

Esta limpieza funciona para imprevistos. Si aparece una visita inesperada y tienes poco tiempo, las tres estancias clave son: cocina, comedor y baño.

Coloca bien los cojines del sofá, asea las encimeras de cocina y baño, limpia los sanitarios, etc. Finalmente, en las tres habitaciones, barre y friega y listo.

10. OTRAS RUTINAS

Además de estas rutinas diarias de limpieza, necesitas tener un plan semanal y otro mensual.

Si alguna semana tienes menos tiempo, destina cada día solo a una actividad. Un ejemplo de esta rutina sería: Los lunes, organización de la semana en general. El martes hacer la compra de productos frescos y el miércoles revisión de papeles. El jueves, recados.

En cuanto a los quehaceres mensuales, hay algunas tareas habituales cada mes, como la limpieza de la nevera. Otros quehaceres cada tres meses, como puesta a punto del congelador. Varias un par de veces al año como limpieza de alfombras, cortinas, etc. Con el calendario, planifica todas estas tareas mensuales para que no se te olviden.

En otro post te hablaremos en profundidad de estas rutinas semanales y mensuales.

¿Nos compartes tu rutina diaria de limpieza doméstica?

Si necesitas ayuda con la limpieza a fondo de tu hogar, desde Jelos & Guadalaviar te podemos ayudar.

CONTACTO

Si tienes alguna duda o sugerencia, contacta con JELOS&GUADALAVIAR a través de nuestro número de teléfono 96 395 32 57, WhatsApp 695 693 902, Telegram o nuestro e-mail ? info@jelos-guadalaviar.es.

Te informamos de nuestros servicios de limpieza y desinfección en la provincia de Valencia. En nuestra web encontrarás descritos con detalle todos los servicios que ofertamos.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram y escribirnos una reseña con tu experiencia en nuestro Google My Business.

¡Hasta el próximo post!